• Este sitio usa cookies. Para continuar usando este sitio, se debe aceptar nuestro uso de cookies. Más información.

Capítulo 12: Tocar fondo.

#1
¿Sabes? Duele llevar el rencor a las espaldas. Es una carga demasiado pesada, pero existe el orgullo; orgullo que quizá sea él el culpable. Quizás... quizás tenga los ojos tapados, quizás no pueda o no quiera ver.

No sé cómo acabará todo esto; no sé siqueira si acabará algún día. Tú ya me lo has dejado claro: no vas a cambiar por muchas vueltas que se le den al asunto. Pero... ¿y yo?

Ya no hay más vueltas de hoja. No busco culpables ni víctimas. No los hay. No sé cómo soportaré esta nueva situación. ¿Algún día lo haré?

Necesito desconectar. No, mentira. Ya he desconectado bastante. Pero... ¿por qué es tan difícil ver las cosas de un modo distinto, más... optimista? ¿Por qué es todo semi negro? ¿Por qué me ocultas tus sentimientos?

Ah, no, espera... Me olvidaba que eras un hombre demasiado orgulloso para esto. ¿Qué será de ti cuando nos vayamos a vivir a la otra casa?

Estoy yendo a la psicóloga. No lo sabes, ni lo sabrás nunca. Pero sí, voy. Llevo ya dos sesiones. En esta última se tocó el tema ''padre''. Me dijo que me dolía el no tener relación contigo. Yo, la verdad, no estoy tan segura de ello. ¿Orgullo? Quién sabe.

El caso es que no te soporto. No soporto tus tonterías, y mucho menos que entres en mi habitación como si no hubieses roto un plato en tu vida. La realidad es que ya perdí la cuenta de cuántos llevas rompiendo. Espero que captes la ironía.

Ya no hay cuentos que contar, ni lágrimas que derramar. Ahora sólo hay una hemorragia en el corazón que hay que curar a toda costa.

No sabes cuánto siento que hayas desperdiciado tu tiempo. Pero, por mucho que lo sienta, nada volverá a ser igual. Tú lo has querido así, y yo no voy a dar marcha atrás. No sabes lo bien que me siento ahora cuando entre nosotros reina el silencio.

Me gustaría decirte todo esto a la cara, sin sentirme mal. Porque sí, me siento mal cuando te miro, y mucho más cuando te intento hablar. Me cuesta horrores estar tranquila cuando estás aquí. No sé si será normal o exagerado, pero no puedo hacer nada para evitarlo. Gracias.
 
#5
Guapisima , yo no sé que decirte.Tienes una situación dura de la que no sé nada y no quisiera decirte nada a la ligera.
Sin embargo , creo que de verdad no le soportas.
Y también creo , que eso te duele , porque te importa.
Un besito guapa.
 
#6
Me alegro que se te pase, porque hay algo autodestructivo en ello.

MONI esta claro que te cuesta menos escribir sobre tus emociones que hablar de ellas.
¿porque no escribes estos mensajes en un diario y se los vas llevando a tu psicologa?. Para ti resulta mas facil y para ella mas esclarecedor. Puedes ahorrarte muchas sesiones, ella intentando tirar del hilo para que te sueltes y tu parapetada en silencios o monosilabos puede dar como resultado una terapia muy , muy larga.
Anda, guarda estas cosas y llevaselas, te lo agradecera.
Un besito