Dilema.... Gatunil.

Sephorah

Experto
Este es un tema que me trae de cabeza y que quiero consultaros. Sé que se ha hablado alguna vez, pero nunca en profundidad y es algo que llevo tiempo dándole vueltas y no sé, no acabo de llegar a ninguna conclusión :?.

¿Creeis que los gatos necesitan salir? ¿sentirse "libres" aunque sea en un pequeño reducto urbano?

En mi caso particular, vivo en un dúplex, en una zona de huerta, por la que pasan pocos coches, llena de árboles, hierbas, pajarillos, perros, otros gatos... La carretera queda a unos 70 mts de la entrada de mi casa.

Tengo una lista mental de las ventajas e inconvenientes, aunque lo que más me frena es el peligro de los coches y el riesgo de envenenamiento, ya que es una zona de huerta donde fumigan para que los insectos, caracoles y demás animales no se coman la producción.

Las ventajas que le veo:

* La sensación de "libertad" que experimentarán, correrán, cazarán pequeños animales, tomarán el sol, jugarán con mariposas, moscas...
* Se relacionarán de una forma natural con su entorno, harán cosas de gatos, cosas que quizá en una casa estén más limitadas.
* Como harán ejercicio, al menos Sombra, adelgazará y mantendrá una línea adecuada a su tamaño/edad. Ya no tendría que racionarle la comida, que a veces parece un campo de concentración... (jeje)

Los inconvenientes:

* Tendrán que enfrentarse a muchos peligros, y no sé si de todos saldrían airosos.
* Que pueden morir atropellados, envenenados o descuartizados por algún perro.
* Que pueden intoxicarse con algunas las plantas de alrededor.
* Que pueden no volver en alguna de esas salidas.... me moriría...

Reconozco que me da muchísimo miedo, pero al mismo tiempo estoy segura de que serían más felices en el exterior, aunque fuera sólo un rato al día.
Sombra se pasa el día pegado a la puerta esperando colarse aprovechando algún descuido. Creo que él lo disfrutaría.

[email protected] que dejáis a vuestros mininos salir de vez en cuando, ¿a qué hora lo hacéis? ¿al anochecer que hay menos peligro? ¿vuelven ellos sólos o tenéis que ir a buscarlos? ¿os han pegado algún susto grande?

Agradecería experiencias, opiniones, sugerencias, disertaciones a cerca del tema.... Lo que sea.

Gracias!!!!
 

Darkstar

Experto
Sephora, es un tema al que yo también le doy muchas vueltas porque a veces me siento culpable de tener a Sam en un piso pequeño y sin una terraza para que salga y se entretenga. Me parece que lo tengo recluido. Pero la verdad es que yo tampoco tengo esa terraza y ese espacio que me gustaría y me resigno. Supongo que a ellos les pasa lo mismo.

Tenemos un pequeño balcón y se asoma (me da un miedo terrible que se caiga). Sólo le dejo salir si está en mi presencia, porque si se cayera podría bajar rápidamente y cogerle, por lo que creo que si estuviera en tu situación tendría un miedo terrible de que saliera porque todos los inconvenientes que explicas pesan más para mí que las ventajas. Sobre todo, porque tuve una mala experiencia con Rubi, mi primer gato; en casa de mis padres sí que hay una terraza y un día salió como de costumbre, pero no aparecía. Se coló en un piso en el que no vivía nadie y lo descubrieron los dueños a los 17 días, y nos avisaron. Lo pasé fatal, no paraba de llorar y no podía ni concentrarme en el trabajo.

Ahora en parte me siento aliviada de que Sam no pueda pasearse a su antojo por ahí y creo que él debe de estar acostumbrado. Lleva desde muy chiquitillo en casa y le salvamos de una muerte segura en la calle. Estaba muy enfermo y ahora está alegre, juega un montón y no le falta cariño...pero no se puede tener todo.

Bueno, creo que me he enrollado mucho. Lo siento.
 

pcalero

Experto
Yo tuve dos que salían hace tiempo. Un día no volvió uno y otro día varios meses después no volvió el otro. No sé si murieron o simplemente encontraron otra casa.

Con los perros no había problema. La gata los mantenia a todos alejados. Incluso a uno que todo el mundo mconsideraba que era nuestro. No se acercaba a donde estuviera la gata. Cuando ella desapareció los perros volvieron a acercarse. El gato salía corriendo y se subía a un árbol y se quedaba allí hasta que se fuera el perro. Por lo que yo he visto a no ser que el gato se despiste o se caiga el perro no le coje. Además no todos los perros persiguen a los gatos.

No había peligro de veneno porque no había casi gente por allí.

Respecto a los árboles, la primera vez que se suben no saben bajar. Lo de Superman bajando al gato del árbol es verdad de la buena. Si no les bajas terminan bajando, pero es muy angustioso.

No se me ocurre nada más que decirte sobre el tema.

Respecto a si necesitan sentirse libres, es una pregunta difícil y no se que contestar. Sé que a Suzaku no le gusta salir a la calle. Se que prefiere estar en casa y ella es una gata acostumbrada a vivir en la calle. Pero claro esto es el centro de Madrid. No se si le gustaría salir al campo. Son cosas muy distintas. Los dos gatos de los que he hablado venían durante la semana a Madrid y no ponían pegas. No había que atraparles para meterlos en las mochilas y traerlos para acá. Les gustaba salir, pero no querían quedarse solos allí. Cuando alguna semana se quedaban allí porque se despistaban, la siguiente estaban más cerca de casa todo el rato.
 

GATIENZO

Experto
Complicado dilema!!!!!!!!!!!! Contribución a la confusión.
Voy a la experiencia personal: ellos necesitan de la libertad; nuestra protección o a veces sobreprotección los confina y no puedo saber que piensan; cada uno es diferente, en carácter, en comportamiento, en su necesidad de explorar, de cazar. Nunca sabremos hasta donde nos equivocamos con ellos.
Algunos se fueron, quizás enfermos a morir en soledad como los gatos siempre prefieren. Otros tal vez fueron muertos por personas que los odian, más remotamente un perro o veneno. Otros rescatados de algún árbol o de alguna terraza. En los que se fueron queda el deseo de que alguien igual o parecido lo haya encontrado y lo adopte, cosa que para uno es lo lógico, porque uno es así, pero no todos lo son.
Terminamos dos personas solas (que podrían vivir cómodamente en un departamento pequeño) con 500 metros cuadrados comprados con infinito sacrificio y con el corazón puesto exclusivamente en los gatos. Amén de que son ellos los mayores consumidores de recursos. Plantas que han sido raleadas y otras que a duras penas sobreviven ( adiós jardín). Rejas y alambrados que alguno saltó montones de veces y que un día no regresó. Otros indiferentes que no se moverían de su territorio, otros asustadizos que miran desde lejos y prefieren una vida de interior. Es una batalla donde no se puede retroceder, y ellos siempre ganan.
En definitiva: el gato hará lo que quiera, cuando quiera y donde quiera, sin importarle los reparos que pongamos.
Cuidado!, puede que nuestro propio egoísmo se confunda con la obsesión de cuidarlos demasiado.
Alguno vagará por años sin que nada le pase y algún tontuelo pagará cara su primer salida ( por lo general tristemente es el nuestro). El corazón nos maneja.
Tu dilema en un ser pragmático no sería dilema, en los amantes de los gatos es un laberinto sin salida.
un beso
 

Sephorah

Experto
Ojalá ellos pudieran hablar y ojalá yo supiera entenderlos. Quizá como dices, Héctor, los estamos sobreprotegiendo y serían capaces de vivir en el exterior sin problemas y quizá fueran mucho más felices que encerrados en casa. Creo que efectívamente soy egoísta en ese sentido y por no llevarme un mal rato o pasarlo mal, no los dejo salir. Al mismo tiempo me siento mal porque sé que ellos agradecerían pasar un rato fuera y disfrutar de la naturaleza que en mi caso, está a dos pasos de la puerta de casa.

Si viviera en un piso, en el centro de una ciudad, no me lo plantearía porque los peligros son mucho mayores y creo que no durarían ni dos minutos.

Mi vecina tiene una gata azul rusa y la deja salir siempre que quiere. Ella vuelve cada día a comer y alguna noche la ha pasado fuera. Sigue viva, sucia, delgada, pero viva y creo que feliz. Mis gatos la miran a través de los barrotes de la terraza, y creo que con envidia. Seguramente será más feliz que mis gatos. Y eso es algo que me hace sentir mal... :?
 

Atari

Usuario Activo
Donde yo vivo hay un monton de gatos que viven sueltos por la calle y en la carrtera. Siempre tienen comida y no pasan disgustos muy a menudo. Creo que viven felices al aire libre, son animales muy inteligentes y saben apañarselas solas, además aunque nunca tienen dueño, son animales muy libres, siempre saben cual es su sitio y volverán a donde tienen comida y cariño.

En la casa en la que vivo, que no es mia, también tienen gatos y van libres a donde quieres, y, al igual que cuenta Sephorah vuelven cuando quieren para comer y pasan algunas noches fuera. También los gatos de los vecinos se reunen con los de aquí y los de la calle.

Deberías de dejar que salgan un ratito, y bajo mi opinion, lo más peligroso es las plantas fumigadas.


Suerte
 

menchu

Usuario Activo
<div class='quotetop'>CITA(Atari @ Mar 28 2008, 07:35 PM) <{POST_SNAPBACK}></div>
Donde yo vivo hay un monton de gatos que viven sueltos por la calle y en la carrtera. Siempre tienen comida y no pasan disgustos muy a menudo. Creo que viven felices al aire libre, son animales muy inteligentes y saben apañarselas solas, además aunque nunca tienen dueño, son animales muy libres, siempre saben cual es su sitio y volverán a donde tienen comida y cariño.

En la casa en la que vivo, que no es mia, también tienen gatos y van libres a donde quieres, y, al igual que cuenta Sephorah vuelven cuando quieren para comer y pasan algunas noches fuera. También los gatos de los vecinos se reunen con los de aquí y los de la calle.

Deberías de dejar que salgan un ratito, y bajo mi opinion, lo más peligroso es las plantas fumigadas.
Suerte[/b]

<span style="font-family:Comic Sans MS"><span style="font-family:Comic Sans MS">En mi opinion creo que los gatos tendrían que tener la posibilidad de salir a pasear , aunque sea controlados como a los perros. Se que es dificil someter a un gato a la tortura del arnes y la correa, aunque yo lo estoy intentando. Le he comprado una especie de arnes tipo camiseta y cuando salga con mi perra a un sitio apartado donde no hayan mas perros, voy a intentar llevarme a las dos. Me da mucha pena cuando me bajo a mi perrita a la calle y la gata quiere venir con nosotras. Una vez cierro la puerta la oigo maullar y me entristece. Lo primero ha sido acostumbrarla al arnes, algo bastante dificil, pero ahora que ya lo soporta un poco mejor, me estoy planteando salir a la montaña o la playa con ambas. Mi familia dice que estoy loca, pero creo que por lo menos disfrutara estando con su otra amiga perruna.
Para acostumbrarla al arnes estuve subiendo y bajando las escaleras de mi edificio con la dos. Fue gracioso como mi perra , cuando la gata no quería andar, la lamía como diciendole que no pasaba nada, que cotinuara...¡ que pareja!

Yo creo que aunque sea en viajes esporadicos el gato tiene derecho a salir...pero eso sí, siempre controlados para evitarnos sustos.No es lo mismo, pero por lo menos viven nuevas experiencias, eso sí, si a ellos les gusta salir, sin obligarlos.

Yo con mi poca experiencia en gatos, no los veo tan independientes. Mi gata siempre está donde estmos los demás. Da igual si somos nosotros o desconocidos. Lo pasa mal estando sola. Además cuando se comenta que el gato puede quedarse solo unos dias mientras tenga comida y agua...No lo veo tan claro. Por lo menos en mi caso no.


Besos.
Menchu</span></span>
 

pcalero

Experto
<div class='quotetop'>CITA(menchu @ Mar 28 2008, 08:28 PM) <{POST_SNAPBACK}></div>
<span style="font-family:Comic Sans MS"><span style="font-family:Comic Sans MS">Yo con mi poca experiencia en gatos, no los veo tan independientes. Mi gata siempre está donde estmos los demás. Da igual si somos nosotros o desconocidos. Lo pasa mal estando sola. Además cuando se comenta que el gato puede quedarse solo unos dias mientras tenga comida y agua...No lo veo tan claro. Por lo menos en mi caso no.
</span></span>[/b]
Es cierto que los gatos son independientes, pero también es cierto que hacen vida social. Los gatos que viven en la misma zona se reunen todos los días para pasar un rato juntos, tomar el sol, lamerse... efectivamente los gatos no son seres ariscos que pasan de todo el mundo. Ese es el motivo por el que muchas veces te recomiendan llevarte dos gatos, para que tengan compañía. Aunque en tu caso probablemente no puedas tener dos.

De todas formas sí que puede quedarse sola unos días. Os echará de menos, pero no de la misma forma que lo haría un perro (que también puede quedarse solo siempre que tenga acceso al exterior y preferiblemente un comedero de los que administran la comida). Lo de que pueden quedarse solos se dice porque no se comen la comida de un tirón el primer día, sino que van comiendo poco a poco según lo van necesitando. Quizá esté enfadada contigo cuando vuelvas por haberla dejado sola, pero estará perfectamente. Si en lugar de quedarse sola se queda con otro gato, lo más probable es que se lo hayan pasado de miedo jugando sin restricciones y haciendo todo lo que no les dejas hacer. Y eso no significa que no se alegren de verte cuando vuelvas.
 

iris

Experto
Sepho,supongo que has pensado en las enfermedades que les pueden contagiar otros gatos,ya sabes que no suelen hacerse amigos nada mas verse y que un solo mordisco o arañazo puede traer consecuencias muy graves.

Como ya sabes,de mis tres gatos el unico que sale fuera es Refu,por donde sale no ahi peligro,no tiene acceso a carreteras,no suele haber perros y cuando veo algun otro gato intento que no salga.
Yo solo le dejo salir de dia y siempre con un collar que lleva el numero de telefono,en cuanto empieza a oscurecer le llamo y por suerte (hasta ahora)suele venir.

Hasta hace un par de años mis gatos vivian en un piso de 50 metros sin terraza ni balcon y sinceramente yo no creo que fueran infelices.

Es cierto que verles jugar al aire libre es muy bonito,pero tambien nos arriesgamos a que un dia no vuelvan o pillen alguna enfermedad que estando en casa dificilmente pillarian.

Un beso. :grin:
 

AleLuna

Experto
Este dilema es más enredado de lo que en realidad parece y me encanta la frase de Hector:"Tu dilema en un ser pragmático no sería dilema, en los amantes de los gatos es un laberinto sin salida" Creo que resume nuestro sentir a la perfección.

Para mí ha sido muy complicado ese tema, vivo en una casa en donde ciertamente hay espacio, pocas plantas pero hay espacio para que Luna pueda caminar, correr, pelear y jugar con las perras de mi tía. Cuando era chiquita, tuvo un problema de hongos muy fuerte en todo el cuerpo, entonces tuvimos que aislara de las perras, de mis primas y en general de todo el mundo para que me permitieran quedármela, si alguien se contagiaba, entonces tendría que buscar un lugar para mi amada gata. Así que prefería tenerla en mi cuarto confinada, únicamente viendo por ventanas y por debajo de la puerta lo que pasaba en el exterior, ese calvario duró 2 meses.

Después de que todo pasó, como es lógico, estaba deseosa de salir y se metía y subía en los lugares más insospechados, bajo el refrigerador, bajo mi tocador, a la azotea del cuarto de los cachivaches, etc. Yo sufría para sacarla, porque ella no lo hacía por decisión propia, aunque yo le ofrecía las estrellas para que saliera, comida, juguetes... Lo que más me daba miedo era que se pasara a cualquiera de las casas vecinas por la azotea, porque no son muy amigables, de hecho, hace algunos años teníamos una gata que se llamaba Annie y un día desapareció, la buscamos no recuerdo cuánto tiempo hasta que la encontré con uno de los vecinos, creo que no tenía la intención de devolvérnosla, pero se la quitamos, era nuestra. Otros vecinos tienen perros que atacan a los perros y una vecina que no sé de qué sería capaz si Luna se llega a pasar a su casa... Nada más de pensarlo, se me estremece el corazón. Y por la puerta, menos, mi calle es una privada, pero de eso no tiene nada. Hay coches noche y día.

Ahora, después de andar tras de Luna como sombra cuando era más chiquita y más latosa que ahora (si es que eso es posible), la puedo dejar en el patio o la azotea y en cuanto la llamo, corre a encontrarme, por fin ella y yo estamos más relajadas aunque siempre trato de estar al pendiente de dónde está.

Para terminar y después de desahogar mis traumas y los de Luna (jeje) , me cruza una idea por mi cabeza, no sé si sea demasiado loca o esté equivocada, pero es probable que el sentimiento de culpa por no permitirles salir sólo habite en nuestra cabecita y en nuestro corazón, tal vez ellos son felices tan sólo con el hecho de estar con nosotros, salir tal vez es sólo un extra, buscar un momento de soledad como a veces hacemos nosotros, pero al final nos buscan sólo porque quieren estar con nosotros, disfrutan nuestra compañía, sienten nuestro amor incondicional por ellos... si no, entonces ¿por qué Luna hace hasta lo imposible por dormir en las noches junto a mí y extraña cuando no puede tomar la siesta de la tarde en mis piernas?
 

Arrate

Experto
Pues una más que se suma al dilema... Aunque en mi caso lo tienen más difícil. Tengo una casita de dos plantas, pero muy pequeña con un jardincito diminuto. El jardincito es como un vertedero asqueroso y no por mi culpa, sino por la de la vecina que ha estado de obras y deja todo lleno de escombros. Su mini-jardín se separa del mío por una vayita que no me llega ni a la altura de la rodilla, por lo que se puede decir que es el mismo.
Un día, cuando Biko era pequeñito, le dejé salir a tomar un poco el aire y no sé si fue acertado o un gran error, porque desde ese día, cada vez que escucha que abro la puerta se pone super nervioso para poder escaparse fuera. Claro, descubrió un montón de olores nuevos, un montón de palomas e insectos. Dayo llegó a casa después de eso, pero creo que por imitación o por curiosidad, está igual que Biko intentando escaparse fuera.

Me siento fatal teniéndoles siempre dentro porque sé (y estoy segura) de que serían mucho más felices con acceso al exterior, pero no puedo proporcionarles un lugar seguro en estos momentos para que salgan :-(.
 

rusoazul

Experto
Hola Aroa, creo que si yo tuviese la posibilidad de dejarlos salir, quiza tambien me entrasen las dudas, pero con lo cagica que soy......no creo que les dejase salir, para mi pesan mas los inconvenientes que las ventajas, y algun dia puede tocar una desventaja.......lo que se me ocurre y que puede no solucionar el problema, es que les compres un arnes para gatos y saques a pasearlos cuando puedas........sé que no es lo mismo pero oye, igual te convence a ti la idea, yo mis gatos, los veo mas felices qeu unas perdices......en 55 m2. corren, saltan, juegan........( dan el coñazo.....) y no les veo triste, se pasan to el dia jugando, durmiendo y comiendo....son alegres vamos, no les veo apaticos, fray es el que mas mira por la ventana, supongo que es porque vivio dos meses en la calle y algo se acordara, pero bueno,
si no existiesen esos inconvenientes......el veneno, los coches, la mala gente, las enfermedades.....seria estupendo eh-? pero yo con lo caguica que soy y lo que actualmente hay, pasaria de dejarlos a su aire.......puede qeu suene egoista, pero miro por ellos tambien.
 

isisydama

Experto
Bueno otra que se suma al dilema,aunque nosotros en casa la decision ya esta casi tomada,no les dejamos irse como hantes al campo.

Nosotros hantes estaban sueltos,ivan y venian libres pero uno se puso malo por contagio ya que hay vastantes gatos salvajes donde vivo,luego ami me salio una mancha de tiña,tubimos a todos en observacion,menos mal que ninguno tubo nada un la piel,les hicieron cultivos y todo,el vet llego a la conclusion de que algun gato de los callejeros estaria enfermo y los mios trageron las esporsa a casa y no
las pegaron.

Nosotros vivimos en una urbanizacion muy tranquila,que esta a 4k. de Guada y mi casa tiene un jardin vastante grande y la parte de atras ya no hay construccion todo es campo,pero nos hemos vuelto creo que demasiado protectores,pero yo les veo felices,y como he puesto por otro lado les vamos hacer una zona vastante grande en el jardin para ellos.

No quiero pasar los malos momentos que a pasado Tallu con Bonni,una cosa es por enfermedad y otra por negligencia nuestra,por lo menos es lo creemos mi marido y yo.

Shebora mis vecinos uno tiene un goto blanco y se me cae el alma,parece gris el otro dia andaba cojo y se quejaba el pobre,va y dice la duella!!le habran dado un golpe por hay!!pero tan tranquila y sin henbargo otra que tiene una siamesa no la deja salir de casa para nada.
 

vgomez

Usuario Activo
Nuestra experiencia, es que la gata debe de estar en el jardín. Allí juega con las pelotillas de ping-pong y en su árbol rascador, “depreda” polillitas, acecha las mariposas, toma el sol y respira aire limpio. El jardín está adaptado a ella, incluso hemos puesto paneles que cubren los sitios de apoyo del muro para evitar que pueda escaparse. Aún así lo hizo en varias ocasiones y en todas logramos recuperarla. Pienso que a los gatos les puede más su instinto de curiosidad y exploración que el cariño o el apego que puedan sentir hacia nosotros. En fin, se pasa fatal por la preocupación, pero es su naturaleza y no podemos evitarlo. Si ella por instinto, sentimiento de libertad o como se le quiera llamar, al final decide marcharse y logra superar todos los obstáculos que por su bien (o de forma egoísta) le hemos puesto… pues tendremos que asumirlo. Me da un vuelco el corazón sólo el hecho de pensarlo pero también debo de respetar el espíritu y la naturaleza del propio animal. Y mientras llega ese día, que ojalá nunca suceda, mi responsabilidad es darle todos los recursos para que tenga más oportunidades de sobrevivir: vacunas, esterilización, chip, buena alimentación y sobre todo, mucho cariño.