Enfermedades urinarias en los gatos

#1
os copio aquí un interesante artículo sobre enfermedades urinarias en el gato.

En el tratamiento de las Enfermedades del Tracto Urinario Inferior Felino (FLUTD), es crítico realizar un buen diagnóstico etiológico, además de aprender a manejar la enfermedad de forma integral. Este Enfoque Multimodal se basa en 3 pilares, que incluyen:

1 Tratamiento médico (fármacos y cirugía).
2 Abordaje dietético.
3 Modificación del entorno directo del gato, que afecta el comportamiento y su grado de estrés (enriquecimiento ambiental).


Los factores dietéticos se han visto implicados en la etiología de la urolitiasis felina. Los principales cambios dietéticos para reducir la recurrencia de cálculos de oxalato cálcico (CaOx) y de estruvita se basan en aumentar el volumen urinario (dieta alta en sodio, adición de agua a la dieta, comida en lata) o bien en disminuir el riesgo de precipitación de componentes litogénicos en la orina (modificando el pH urinario, disminuyendo los componentes litogénicos o añadiendo inhibidores de la cristalización).

OBJETIVOS
Estudiar el efecto del grado de mineralización del agua sobre la composición y los índices de riesgo de saturación de la orina.

MATERIALES Y MÉTODOS

Animales Se utilizaron 12 gatos adultos de ambos sexos, en un diseño cruzado (Figura 1). Recibieron 2 tipos de agua mineral como bebida, con distinto grado de mineralización (alto/bajo) durante 14 días (Tabla 1). Se registró el consumo diario de comida y agua.
Tras 11 días de consumir agua, se realizó una recolección de orina de 24h para posterior análisis en el laboratorio de Química Analítica de la Universidad Autónoma de Barcelona.
La densidad, el volumen y el pH urinarios se analizaron de forma individual; la concentración de minerales en la orina (Ca, Mg, P, Na, K, SO4 2-, NH+ 4, Cl- ), inhibidores de la cristalización (citratos, pirofosfatos (PP), fitatos, glucosaminoglicanos) oxalato, ácido úrico y creatinina se analizaron en grupos de orinas de 2 gatos.

Análisis estadístico Se determinó la sobresaturación relativa en orina de CaOx (RSS-COM) y estruvita (RSS-STR) usando el programa Equil-92. Se llevó a cabo un modelo general lineal (GLM) con medidas repetidas para determinar el efecto del tipo de agua en todas las variables analizadas. Los valores se consideraron estadísticamente significativos para un valor de p<0,05.

RESULTADOS
El consumo de agua fue ligeramente mayor para el agua de mineralización débil (agua A) en comparación con el agua de mayor mineralización (B). (A:102 ±4 mL, B:97±4 mL; Fig 2).
No se observaron diferencias entre ambos grupos en el pH (A:65.9±6.3, B:6.69±0.04), la densidad (A:1051±1.1, B:1052±1.5) o el volumen urinario (A:65.9±6.3 mL, B: 69.3±6.1 mL) ni en el consumo diario de alimento (A:56.3±6.3 g, B: 55.6±2 g).
Los gatos que bebieron el agua con mayor mineralización (agua B) mostraron niveles significativamente mayores de Ca, Na, K, y SO4 2- en orina (potenciadores de la cristalización) y niveles significativamente inferiores de PP (inhibidor de la cristalización). Los gatos que bebieron el agua B presentaron valores más elevados de RRSCOM comparados con el agua A (A:7±1 vs B:14±4, Fig. 3), aunque no hubo diferencias significativas en el RSS-STR).

CONCLUSIONES

• La composición mineral del agua de bebida puede variar considerablemente en función del origen y/o calidad.
• El grado de mineralización del agua puede tener un efecto significativo en la composición de la orina de los gatos.
• Este factor debe de tenerse en cuenta como un factor dietético y puede afectar el riesgo de urolitiasis felina.


Aquí puedes leer todo el informe:
 

Adjuntos