Huevos crudos y alimentos no aconsejables para los gatos

arroyo

Recién Llegado
#1
una vez por semana le doy un huevo crudo a mis gatos, y ayer he visto un artículo donde se detallan los alimentos tóxicos, o al menos no aconsejables, para los gatos. la verdad es que no sé si el riesgo es real como para seguir dándole huevos crudos...

esto es el listado de alimentos no aconsejables

1. Pescado crudo
El sushi generalmente es seguro para las personas, pero puede causar molestias gastrointestinales en gatos. La tiaminasa presente en el pescado crudo podría disgregar la tiamina y causar problemas neurológicos en los felinos e incluso producirles convulsiones.
2. Cebollas y cebollines
Los gatos son dos veces más susceptibles que los perros a los componentes tóxicos que se encuentran en cebollas y cebollines, los cuales pueden dañar las células de la sangre de un gato, incluso si el animal consume una pequeña cantidad.
No importa si la cebolla está cocida, cruda o en polvo. Los gatos no metabolizan estos compuestos.
Por esta razón, se pide no darle colados para bebés a los gatos, ya que pueden contener cebolla en polvo y provocarles anemia.
3. Huevos crudos
Los gatos necesitan proteínas, pero los huevos crudos pueden exponerlos a la salmonela y otros parásitos que podrían conducir a una inflamación del páncreas, llamada pancreatitis. Huevos cocidos a tu gato, pero sólo de vez en cuando y en pequeñas cantidades.
4. Huesos
Los huesos pueden astillarse e incluso estrangular a un gato, además de correr el riesgo de bloquear el tracto intestinal o perforar sus intestinos. Nunca le des un hueso a un gato. Y nunca le des cualquier cosa que sea dura para sus dientes, ya que puedes causar fracturas dentales.
5. Trozos de grasa recortados de un pedazo de carne
La grasa puede provocar trastornos gastrointestinales e incluso pancreatitis.
6. Bebidas con cafeína
No dejes que tu gato comience a lamer tazas con café o té y vasos con bebidas gaseosas, pues el consumo de cafeína puede causarle un aumento del ritmo cardíaco y agitación.
7. Leche
El tracto digestivo de un gato se vuelve intolerante a la lactosa a medida que crece, por lo tanto, si un minino adulto toma leche puede sufrir diarrea y otros trastornos estomacales.